Datos Históricos de la Diócesis

El Coronel Pedro Burgos fundó, el 16 de diciembre de 1832, el fuerte San Serapio Mártir. Por decreto del 9 de junio de ese mismo año, se efectúa el reparto de tierras fiscales de esa zona, comenzándose lentamente a construir un poblado que tomó el nombre del arroyo que cruza el lugar, y que los araucanos llamaban “Calvú”, es decir: “Azul”, denominación que dio origen al nombre actual.

 

El Gobernador Saavedra, por decreto del 31 de agosto de 1865, fijó los límites del Partido de Azul, y la población cabecera del partido fue declarada ciudad el 23 de octubre de 1895.

 

Fray Hipólito Castañón o.f.m., que había acompañado a los fundadores, estableció la primera capilla, muriendo poco después a manos de los indios; dicha capilla fue sustituida en 1837 por otra de material y en 1856 se inició la construcción del nuevo templo, que fue habilitado en 1864.

 

Mons. Agustín Piaggio, (Cura Párroco de Azul entre enero de 1897 y abril de 1899), proyectó las obras de una nueva Iglesia que estuviera más conforme con la pujanza de la nueva ciudad, pero la piedra fundamental recién pudo colocarse en 1899, bajo el curato del Pbro. Manuel Pujato (abril de 1899 – 13 de julio de 1903), aunque las obras se suspendieron poco después.

 

Habiéndose hecho cargo de la Parroquia de Azul el Pbro. César A. Cáneva, se dio nuevo impulso a la construcción del Templo neogótico anteriormente proyectado, y pudo inaugurarse felizmente en 1906, concluyéndose en los años subsiguientes. Con la creación de la sede episcopal, es elevada a la dignidad de Iglesia Catedral.

La Diócesis de Azul fue creada por la Bula Nobilis Argentinae Nations Ecclesia de S.S. Pío XI, el 20 de abril de 1934. Contemporáneamente fueron erigidas con la misma fecha las Diócesis de Jujuy, La Rioja, Mendoza, San Luis, Río Cuarto, Rosario, Mercedes, Bahía Blanca y Viedma; en total, diez jurisdicciones nuevas.

 

La Bula Papal establecía:

“(…) Elevamos al grado y dignidad de iglesias catedrales a cada una de las iglesias de estas nuevas Diócesis, en las que constituimos la cátedra del Obispo y los derechos y privilegios, honores, insignias y favores que gozan por derecho común las demás iglesias catedrales y sus obispos y a éstos también les imponemos las cargas y obligaciones con que están ligados los demás prelados en todo el orbe”.

 

“Por lo que atañe al régimen y administración de las mismas Diócesis, a la elección del Vicario Capitular durante la sede vacante, a los derechos y cargas de los clérigos y de los fieles y otras cosas semejantes, ordenamos que se observe lo establecido en los sagrados cánones”.

 

“Pero si alguien presumiere temerariamente atentarlo, sepa que incurrirá en la indignación de Dios omnipotente y de los bienaventurados Apóstoles Pedro y Pablo. Dado en Roma, junto a San Pedro, en el año de mil novecientos treinta cuatro, el día veinte del mes de abril, año décimo tercero de nuestro pontificado”.

 

El primer obispo fue Mons. César Antonio Cáneva, designado por Pío XI el 13 de Septiembre de 1934. Fue consagrado Obispo y tomó posesión de su sede el 25 de Febrero de 1935. Murió el 25 de Mayo de 1953.

 

La Diócesis de Azul en sus orígenes estaba conformada por las Parroquias de Azul, Cacharí, Chillar, General Belgrano, Las Flores, Pila. Ayacucho, Tandil, Rauch, Benito Juárez, Tapalqué, General Alvear, Roque Pérez, Saladillo, 25 de Mayo, Norberto de la Riestra, Ernestina, Bolívar, Laprida, Olavarría, Hinojo, Colonia San Miguel y General La Madrid.

 

 

Pragmática Bestial Motions